Mamá, he tenido un sueño

No paro de darle disgustos a mi madre. Debe de pensar que algo ha hecho mal conmigo. Quizás, si me comprara esa casa que le gusta en mi ciudad natal, por una vez, le daría una alegría. Que paciencia tiene conmigo. ¿Y si me casara? A lo mejor debería plantearme tener un hijo.  Aunque, ahora que lo pienso, para eso todavía hay tiempo. ¿Por qué no sé hacer eso? Todo a mí alrededor va en una dirección y yo parece que vaya en otra. ¿Acaso tengo un problema?

No creo que sea más especial ni más aventurero que la mayoría de la gente que me rodea. Es difícil destacar en un mundo en el que casi todo está inventado; hagas lo que hagas siempre habrá alguien que haya tenido una idea parecida a la tuya pero un tiempo antes. Yo, aunque a veces lo parezca, no persigo ser diferente al resto. Solo busco hacer algo que me llene, algo con lo que ser feliz. Quiero seguir soñando en mi día a día. Ojala mi madre pudiera llegar a entenderlo.

Sueños, la verdad es que he tenido muchos, de hecho a veces me desvelan y me resulta difícil poder dormir. En una de las etapas de mi vida mi hobby fue tocar la guitarra eléctrica, fantaseaba con subirme a un escenario (la primera vez fue un desastre…, pero supongo que aun así cuenta, ¿no?). Después quise componer mi propia música y plasmarla en un disco, tocar fuera de mi ciudad, ganar un concurso de bandas… La música no era lo mío. El hecho de tener dos manos izquierdas y ser innatamente arrítmico no jugaba mucho a mi favor. Aún así, a pesar de las limitaciones que la madre naturaleza me impuso el día de mi nacimiento, cumplí con lo que me propuse en esa etapa de mi vida y fui feliz.

Desde entonces ha llovido mucho y continuo buscando sentirme como me sentía entonces. Hasta hace unos años nunca había mirado mucho más lejos de las fronteras de mi país, pero tuve una novia de esas que te marcan, de esas que te cambian la manera de ver las cosas. Me llenó de inquietudes y me enseño que allá afuera había todo un mundo por descubrir.  He vivido en algunos países y siempre que he podido he viajado allá a donde mi imaginación me ha llevado, aunque para mi gusto nunca haya sido lo suficiente.

Estas líneas nacen desde la cercanía de cumplir otro de esos sueños que me persiguen y sin los cuales no sabría ser feliz. Si, mamá, me voy a dar la vuelta al mundo.

150317-NZ-1310

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s