Que ver en Chiloé: 6 lugares imprescindibles

La Isla Grande de Chiloé, también conocida como “la isla mágica”, es un rectángulo de 250 km de longitud por 50 km de ancho que forma parte del archipiélago del mismo nombre, constituido por 30 islas. Su geografía fundamentalmente llana está salpicada de diversos poblados con casas de madera de colores muy vivos. Los chilotes, mezcla de colonizadores españoles y del pueblo huilliche, son sus mejores embajadores, tan pronto como llegues te harán sentir como en casa.

IMG_5063

Sus principales ciudades son Ancud, Castro y Quellón, que junto con Dalcahue son los principales puntos de partida para conocer la isla. Lo que le confiere ese carácter tan pintoresco es sin lugar a duda la presencia de palafitos y sus iglesias de madera, 16 de las cuales han sido declaradas Patrimonio Mundial por la UNESCO.

IMG_5050

Además de disfrutar de su gastronomía, mitología y festividades hay ciertos lugares de obligada visita cuando se quieren pasar 3-4 días recorriendo esta joya del territorio chileno.

 

1. Castro

Es la capital y la ciudad más importante de la isla, con una población aproximada de 40.000 habitantes. Nosotros la utilizamos como centro de operaciones, llegamos hasta ella “haciendo dedo” desde Puerto Varas y pasamos las 3 noches que estuvimos en Chiloé allí. Un lugar verdaderamente precioso.

Su encanto reside fundamentalmente en sus palafitos, palabra derivada del italiano palafitta que se usa para designar a aquellas viviendas apoyadas en pilares o estacas y construidas sobre aguas tranquilas. Sus vivos colores son su seña de identidad y el vaivén que se deja sentir cuando se entra en uno de ellos es algo que merece la pena experimentar. Los palafitos más llamativos se encuentran en la zona de Gamboa y en la entrada por la Panamericana 5 Sur a la ciudad.

IMG_5057

Merece de igual forma mucho la pena perderse por su centro histórico y admirar su catedral, al igual que comer en las cercanías del Mercado Municipal Lillo o curiosear en la Feria de artesanías cercana a éste. En la parte trasera del mercado hay algunos restaurantes en los que se sirve menús con pescado por unos 3.000-3.500 pesos. En un lateral de la feria de artesanías también podemos encontrar pescaderías, en las que se vende pescado y marisco fresco al que le pueden añadir una salsa para comerlo en el momento.

IMG_5037

 

2. Dalcahue

Es una escapada obligatoria desde Castro debido a su cercanía. Aunque lo mejor para recorrer la isla es disponer de medio de transporte, se puede tomar fácilmente un autobús muy económico desde la Terminal municipal de buses de la Calle San Martín que te dejará allí en una media hora. Lo mejor es aprovechar el trayecto para visitar la isla de Quinchao gracias al ferry que les une. Su puerto es la zona más bonita del pueblo y donde se puede disfrutar de una excepcional comida a base de pescado y marisco.

IMG_5086

 

 3. Achao

Es el pueblo más importante de la Isla de Quinchao, a una hora y media en autobús desde Castro. Se trata de una localidad muy tranquila en la que merece la pena visitar la Iglesia Santa María de Loreto (Patrimonio Mundial por la UNESCO), que suele abrir solo por la mañana, y su costanera.

IMG_5074

 

 4. Chonchi

A solo una media hora de Castro tenemos otra de las iglesias más famosas de Chiloé y Patrimonio Mundial por la UNESCO. Su costanera también es muy tranquila y bonita, en ella hay algunos restaurantes donde se puede comer pescado y marisco a buen precio.

IMG_5142

IMG_5145

 

 5. Ancud

Aunque la mayor parte de los turistas pasan una noche en esta ciudad para poder ir a la pingüinera de Puñihuil (a 27 km) nosotros, como ya habíamos estado en la Isla Magdalena de Punta Arenas (ver articulo aqui), decidimos no visitarla. Los precios de los tours rondan los 4000 pesos para niños y los 6000 para adultos.

Lo que si hicimos es pasear por el centro y el puerto y visitar el Fuerte Ahui, uno de los últimos bastiones hispanos de América del Sur creado en el periodo dependiente al Virreinato de Perú.

IMG_5147

 

6. Parques Nacional de Chiloé y Parque Tantauco

Cucao es la puerta de entrada al Parque Nacional de Chiloe, desde la Terminal Municipal de buses de Castro salen autobuses muy a menudo hacia allí. Tiene 2 sectores principales que son Chepu y Abtao. Entre otros animales se pueden encontrar merodeando por la zona: el zorro chilote, el monito del monte de Chiloé, el ratón topo de Chiloé y la nutria marina. El precio es 1500 pesos para adultos y niños gratis.

 

~gm62AF

Muy cerca de allí se encuentra el Muelle de las ánimas, donde los chilotes cuentan que además de los sonidos producidos por el mar al romper contra las rocas, se escuchan escalofriantes lamentos, llantos y súplicas de las almas en pena que vagan por esa zona. Estas llaman al balsero Tempilcahue para que las lleve hasta el lugar de su descanso eterno. La leyenda dice que si alguna persona las llega a escuchar y se comunica con ellas, la muerte la buscará al pasar un año para ser un nuevo espíritu que forme parte de las Ánimas de Cucao.

El Parque Tantauco es la parte más salvaje de Chiloé, de difícil acceso si no se dispone de coche o se contrata un tour ya que no van autobuses hacia allí. Lugar ampliamente documentado por Charles Darwin es uno de los 35 lugares con mayor biodiversidad del mundo, por lo que se está teniendo muy en cuenta su preservación. Hay senderos de todas las dificultades que acercan más la naturaleza al visitante.

IMG_5029

 

Alojamiento

Palafito de mar

Situado en la Calle Pedro Montt, en el borde costero de la Bahía Punta de Choros en la ciudad de Castro, Palafito de Mar nos permitió alojarnos sobre las aguas del Pacífico y sentir el vaivén de sus mareas.

Construido con madera nativa dispone de un ambiente increíblemente acogedor. Cuenta con 6 suites dobles y 1 triple, todas ellas departamentos con terrazas propias con vista al mar, islas y fiordos tan característicos de la geografía de Chiloé. Decorado con tonos tranquilos y materiales de la zona, combina la materialidad de su tierra con los colores del mar y su entorno natural, acentuando la disposición al descanso.

Nos enamoramos completamente de aquel lugar, no paramos de hacer fotos desde el primer momento que lo pisamos. Probablemente el mejor alojamiento en el que hemos estado nunca, con un personal encantador y totalmente servicial. No es la opción más económica en la zona pero vale cada peso que se paga por él.

 

Hospedajes

Si se busca una opción más económica existen varios hospedajes al final de la calle del mercado. En el 202 de la Calle Eusebio Lillo encontramos el mejor relación calidad-precio, una casa azul con un letrero de “Hospedaje” en letras rojas. Por cada una de las 2 noches que pasamos allí en una habitación privada nos cobraron 12000. La dueña es encantadora y el lugar está limpio, no se puede pedir más por ese precio.

 

Si te gusta el contenido no dudes en darle al “me gusta” en Facebook: “Por caminos perdidos”, y acompañarnos en nuestra aventura alrededor del mundo 🙂

El Bolsón: La ciudad hippie de Argentina

En nuestro rápido ascenso por la Ruta 40 argentina nos detuvimos en una de las localidades con más encanto y personalidad de la Patagonia: El Bolsón.

En los 30 últimos años, esta ciudad ha sido protagonista de un movimiento cultural sin precedentes en Argentina. Sus casi 20.000 pobladores buscan estar cerca de la naturaleza, cuidar el medio ambiente y generar una cultura de respeto e integración con el paisaje; toda una ciudad hippie.

IMG_4803

Muchas veces estos principios chocan con los intereses privados de empresas y multinacionales, ya que con los años esta filosofía de vida ha ido atrayendo mucho turismo y gente (sobre todo de Buenos Aires) que busca empezar una nueva vida.

Haciendo auto-stop conocimos a un chico joven, nacido allí, que nos contó una de las realidades de la ciudad. El Bolsón ha sido desde siempre el mayor productor argentino de lúpulo (esencial en la fabricación de la cerveza), abasteciendo a gran parte de la industria cervecera del país (a Quilmes por ejemplo, entre otras marcas). En los últimos 10 años se ha pasado de 10 productores de lúpulo en la ciudad a 5 o 6, de los cuales solo 2 son importantes. A esta situación se ha llegado por la decreciente rentabilidad de los cultivos y por el comercio monopolítico de las empresas que venden la cerveza. En resumen: la escasa rentabilidad ha hecho que los productores abandonen el cultivo y que mucha gente se quede en la calle.

Al mismo tiempo que la producción de lúpulo desciende en la ciudad, el turismo, sobre todo nacional, aumenta. Por ello, además de probar una buena cerveza artesanal de la ciudad, es imprescindible dar un paseo por el pintoresco mercado de artesanías de la Plaza Pagano y visitar al menos dos sitios esenciales: El Bosque Tallado y el Lago Puelo.

 

El Bosque Tallado

Situado en el Cerro Piltriquitrón tiene su origen en un incendio que tuvo lugar en 1982. A raíz de dicho incidente, un grupo de artistas locales se pusieron de acuerdo en organizar una serie de encuentros nacionales para no dejar morir los troncos del lugar, transformándolos en obras de arte.

IMG_4833

El Bosque Tallado se encuentra a unos 18 Km de la ciudad. Para acceder a él hay dos opciones:

  • Conducir hasta el parking habilitado para su visita y luego caminar 1 hora aproximadamente hasta el lugar exacto (perfectamente indicado).
  • Tomar un autobús dirección Paralelo 42º/Lago Puelo. Se toma cada hora en punto justo delante de la oficina de turismo y deja en la Villa Turismo (hay que bajar en la Gendarmería), desde donde se empiezan a ascender 13 Km hasta el lugar (unas 3h). Nosotros tuvimos suerte y haciendo auto-stop unos chicos nos hicieron gran parte del camino.

IMG_4845 - copia

En el ascenso desde el parking hay varios puntos panorámicos donde observar El Bolsón en todo su esplendor.

En la entrada al Bosque Tallado hay una casita de madera donde hay que pagar los $40 de la entrada. Allí su cuidador nos invitó a un mate y nos habló un poco de la historia del lugar y de cómo vivía el allí desde hacía ya tiempo.

IMG_4801

Subiendo un poquito más se encuentra el Refugio Piltriquitrón, donde se puede hacer noche por un precio bastante razonable. También hay un pequeño restaurante donde se puede tomar un buen chocolate caliente o comer una pizza por unos $120. Las vistas desde aquí son también increíbles.

 

Lago Puelo

Es un espejo de agua situado a unos 18 km de El Bolsón. Desde el muelle se pueden hacer varias caminatas, una de las cuales lleva incluso hasta Chile.

C360_2016-02-13-13-05-10-168-2

Para llegar hay que tomar el autobús que sale cada hora en punto desde delante de la oficina de turismo con dirección Lago Puelo. Desde donde deja el autobús hay que caminar unos 15 minutos hasta el Muelle, de allí se puede visitar La Playita o subir hasta el Cerro Currumahuida si se busca una vista panorámica. Ambas cosas se pueden hacer caminando aproximadamente 1 hora.

Además de esto hay pequeñas rutas para ver los humedales y los arrayanes de la zona.

C360_2016-02-13-13-14-31-382-2

 

Otros lugares

Hay otros lugares en la zona que nos recomendaron, que seguro que merecen la pena, pero que por tiempo no pudimos visitar:

  • El Mirador Cerro Amigo. Una caminata de 40 minutos para ver una panorámica de la ciudad.
  • El Mirador del Azul. Mirador desde el otro extremo de la ciudad donde se puede ver el Rio Azul.
  • La Cabeza del Indio. Formación rocosa con perfil de indio.
  • La Cascada Escondida. Bonita cascada donde darte un baño.

Estos 3 últimos gracias a su proximidad se pueden visitar tomando un autobús con dirección Mallín Ahogado y, bajándose un poco antes, caminar unas 3-4 h. Para más información preguntar en la oficina de turismo del centro.

Panorama El Bolsón

 

Alojamiento

Cabañas Bajo el Nogal

Después de varios días “haciendo dedo”, viajando mucho y descansando poco, nos llegó el momento de aparcar todo nuestro agotamiento y relajarnos como nos merecíamos por cortesía de las Cabañas Bajo el Nogal.

Pasamos 2 noches en uno de sus apartamentos, justo al lado del centro, donde pudimos aprovechar para cocinar algo saludable y ver algunas de las películas en DVD que allí se encontraban. Fue lo más cercano a tener un hogar, cosa que ya llevábamos ansiando desde hacía ya mucho tiempo. El apartamento, nuevo e increíblemente luminoso, nos enamoró al instante.

 

Las Nalcas

Gracias a la generosidad de Cristal pudimos pasar una noche en El Hotel Boutique y Spa de montaña “Las Nalcas” situado en la Villa Turismo. A escasos kilómetros del centro es un lugar perfecto donde relajarse y disfrutar de sus impecables instalaciones.

Entre su oferta de servicios destaca su Day Spa (con piscina climatizada exterior) y sus masajes descontracturantes y anti stress con aceites y esencias naturales.

Si todo esto no fuera suficiente, se encuentra justo al inicio del camino que lleva al Bosque Tallado, un motivo más para pernoctar en este precioso lugar.

 

Si te gusta el contenido no dudes en darle al “me gusta” en Facebook: “Por caminos perdidos”, y acompañarnos en nuestra aventura alrededor del mundo 🙂

https://www.facebook.com/porcaminosperdidos/?fref=ts